Hace unos días en la ciudad de Tacna, Perú. Una joven menor de edad fue víctima de un salvaje abuso, cometida por dos sujetos en la habitación de un hotel. La tragedia ha conmovido a todo el país, ya que los agresores transmitieron el video del ataque por medio de Facebook.

Este brutal crimen ha dejado completamente afectada a la joven de 15 años, quien sufre de un gran daño psicológico y físico, pues sus órganos reproductores resultaron gravemente heridos.

La señora Judith Salazar, madre de la menor, exige justicia a las autoridades. En su testimonio explicó que su hija conoció a uno de los abusadores a través de una red social, y quedaron en conocerse personalmente, pero cuando la joven arribó al lugar encontró a su supuesto amigo acompañado por otro joven, de 19 años, y quien fue identificado con el nombre de Diego Armando Huillca Vilca.

Juntos y a base de mentiras se las arreglaron para llevar a la víctima al interior de la habitación 302 del hotel Solier. Una vez en la habitación presionaron a la joven para que bebiera alcohol, fue ahí cuando ella perdió el conocimiento. Al paso de siete horas despertó y pudo darse cuenta de lo que había pasado.

Estaba sin nada de la cintura para abajo y sentía mucho dolor en sus partes. Lo que hizo fue levantarse para limpiarse, se vistió y abandonó el lugar, por fortuna la policía de la localidad la encontró deambulando por las calles.

Desgraciadamente el crimen no paró ahí, también varias imágenes de ella se compartieron con amigos de los agresores por medio de WhatsApp y en un grupo cerrado de Facebook, nombrado “Scuaru”.

Uno de los agresores, también menor de edad, señaló que fue Diego Huillca quien tomó y compartió la transmisión y las imágenes del abuso, pero utilizó su cuenta de Facebook después de pedirle prestado su celular.

Algo que indignó a la familia, así como a todo el país, fue que la transmisión del abuso n en Facebook fue compartida un gran número de veces, además de que la mayoría de los comentarios pedían a los jóvenes que siguieran cometiendo el abuso.

A la mañana siguiente la policía logró detener a ambos agresores, un joven menor de edad y a Diego Huillca Vilca, la familia de la víctima presentó toda la evidencia que lo inculpaba como uno de los responsables del abuso. Desde la declaración de la menor, los resultados médicos, el acta de inspección dentro del hotel y las declaraciones de testigos, pero increíblemente la juez, Indira Condori, decidió poner en libertad a Diego Huillca.

El argumento que utilizó fue la “inconsistencia en las pruebas”, ya que para ella no existe evidencia suficiente que vincule a Huillca con el crimen.

Posteriormente la fiscalía ordenó la reaprehensión de Diego Huillca Vilca, pero este se encuentra prófugo. Sin embargo, las autoridades aseguran que se dará con su paradero, así como su pronta detención.

Mas información y vídeo badabun 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here